Tres candidatos, un único objetivo y cuatro factores determinantes

La Premier League más apasionante de los últimos años. Los últimos resultados del Liverpool, dejándose cuatro puntos en sus dos últimos empates frente a Leicester City y West Ham, han dejado un panorama en lo alto de la tabla donde solo 5 puntos separan a los de Klopp del Tottenham de Pochettino, con el Manchester City entre medias a solo 3 puntos de los Reds. Por detrás, parece fácil descartar al Chelsea (a 12 puntos del Liverpool) y a Manchester United y Arsenal (a 14 y 15 respectivamente). La Premier solo puede tomar tres caminos. Cada uno en una gran ciudad inglesa: la zona roja de Liverpool, el barrio azul de Manchester y el norte de Londres. Tres candidatos y un único objetivo, ganar el título. Pero para ello, hay que tener varios factores en cuenta, por que cada uno favorece a un candidato. Allá van:

  • Competiciones: el número de partidos que jugarán Liverpool, Manchester City y Tottenham hasta final de temporada será muy distinto. Y este es un factor que afecta principalmente al conjunto de Pep Guardiola, que sigue vivo en todas las competiciones posibles. El Manchester City jugará el 24 de febrero la Final de Carabao Cup frente al Chelsea y es el único de los tres que jugará la Quinta Ronda (Octavos) de FA Cup, una competición que Liverpool y Tottenham han tirado a las primeras de cambio. En la que sí que lucharán los tres por pasar de ronda será en la Champions League, aunque en el panorama europeo el Manchester City fue el gran triunfador del sorteo. Los citizens se enfrentarán a Schalke 04 en unos octavos de final mucho más llevaderos que los del Tottenham, frente a un Borussia Dortmund líder de la Bundesliga, y por supuesto mucho más que los del Liverpool, que batallará cara a cara con el Bayern. Estos Octavos de Final puramente germano-ingleses decidirán también qué equipo, si es que alguno queda eliminado, podrá centrarse más en el título liguero.

 

  • Calendario liguero: es imprescindible echar un vistazo a qué partidos le quedan a cada equipo para poder valorar las opciones de cada uno a ganar la Premier League. Y es aquí, sin ninguna duda, donde el Tottenham parece el peor parado. Los Spurs tuvieron una primera vuelta muy cómoda recibiendo en Wembley a la mayoría de equipos del Top6, y ahora en la segunda vuelta les tocará visitar a Chelsea, Liverpool y Manchester City, además de recibir en la Jornada 29 a un archienemigo eterno como el Arsenal, que hará todo lo posible porque su máximo rival ciudadano no gane la Premier League. El Tottenham jugará en Anfield y en el Etihad, y Liverpool y Manchester City ya han jugado sus dos partidos entre ellos. Este es el principal hándicap de los Spurs. Algo mejor lo tiene el Liverpool, que recibe en Anfield al propio Tottenham y al Chelsea, y que solo tendrá que viajar a un estadio del Top6 como es Old Trafford, jornada 27. Pese a ello, los de Klopp tienen que visitar todavía el otro lado de la ciudad. Jornada 29, derbi de Liverpool en Goodison Park, ante un Everton que ya ha marcado ese partido con rojo en su calendario. No quieren que la Premier sea Red. Y el Manchester City. Al que mejor calendario liguero le queda, y eso no es más que porque ya ha jugado los partidos más difíciles de la  temporada. A los de Guardiola les queda recibir en el Etihad a Chelsea y Tottenham y viajar únicamente a Old Trafford, ante un Manchester United que, al igual que Arsenal (con Tottenham) y Everton (con Liverpool), saldrá a ese partido con el objetivo prioritario de evitar que el Manchester City se lleve los tres puntos y acabe ganando otra Premier League.

 

  • Lesiones: sin duda uno de los factores más diferenciales a la hora de una carrera de resistencia como es la Premier League. Los tres equipos han experimentado muchas bajas esta temporada, pero han sabido reponerse con algunos actores secundarios. Y eso es lo que tendrá que seguir haciendo precisamente el Tottenham, que parece ahora mismo el más castigado, no por el número de jugadores, pues ahí gana el Liverpool, pero sí que por la importancia de los mismos. Dele Alli y Harry Kane. Dos jugadores sin los que no se entiende el poderío futbolístico de los Spurs. Serán baja hasta mediados de marzo en el mejor de los casos. Pero lo dicho, por importancia el Tottenham es el más perjudicado, aunque poco le falta al Liverpool para coger la delantera en este aspecto. Las bajas de Joe Gomez, Alexander-Arnold y Dejan Lovren ya se han dejado notar en el rendimiento defensivo de estas últimas jornadas, en las que Klopp ha tenido que experimentar con Milner y Fabinho. Henderson, Wijnaldum y el croata parecen estar ya en la última fase de recuperación. Arnold podría volver a mediados de febrero mientras que Gomez podría acompañar a Oxlade-Chamberlain en la grada hasta final de temporada. Y de nuevo otro aspecto que, de momento, favorece al Manchester City. Guardiola solo tiene las bajas de Claudio Bravo y Vincent Kompany, dos jugadores sin protagonismo esta temporada y cuyas posiciones están bien cubiertas. Benjamin Mendy está listo para jugar y será, sin duda alguna, una gran noticia para el lateral izquierdo citizen.

Los de Guardiola son, por ahora, los menos atacados por las lesiones, pero quedan cuatro meses de competición, muchos partidos, y puede pasar de todo. Pese a ello, ojalá las lesiones no sean el factor decisivo de esta Premier League.

 

  • Rendimiento defensivo: el factor que puede parecer menos importante pero que es realmente clave en lo que queda de Premier League. El motivo principal: estamos hablando de los tres equipos que más goles marcan en liga. Y sabemos que así seguirá siendo. Liverpool, Manchester City y Tottenham van a seguir marcando goles, porque tienen jugadores que viven por y para ello. Y es por eso que la diferencia puede estar en el rendimiento defensivo. Y es precisamente este factor el que nos ha llevado a estos cinco puntos de diferencia entre los tres clubes. El Liverpool ha encajado en las últimas cinco jornadas de Premier League 7 goles, uno más que los 8 que encajó en las primeras 20 jornadas. Las lesiones comentadas anteriormente han dejado a Van Dijk solo ante el peligro, y los Reds han perdido muchos puntos por esa fragilidad atrás. El Manchester City es un equipo dominante durante todo el partido pero al que le llegan dos veces y le hacen dos goles. Literal. Los puntos que han perdido han sido por fallos defensivos, igual que la mayoría de puntos que se ha dejado el Tottenham, liderados por una temporada realmente mala de Davinson Sánchez y dos laterales como Trippier y Rose que no son precisamente jugadores especialistas a la hora de defender.

El Liverpool ha demostrado que, contando con todos sus efectivos, tiene la mejor defensa de la Premier League. Con los goles asegurados por los Salah, Agüero, Son, Kane y compañía, Klopp, Guardiola y Pochettino deben centrarse en mejorar el rendimiento defensivo. Los puntos valen mucho a partir de ahora, y hasta un 0-0 puede llevarte a levantar la Premier League el 12 de mayo.