Siete dirigentes de la FIFA detenidos en Suiza

No es fútbol británico, pero estas noticias hay que contarlas.

Las autoridades suizas han lanzado una operación a primera hora de este miércoles para detener a siete altos cargos de la FIFA y extraditarlos a EEUU para que sean juzgados por corrupción, según informa el periódico estadounidense The New York Times. Están acusados de fraude, asociación delictiva y blanqueo de capitales. Por otro lado, la Fiscalía suiza ha abierto investigaciones sobre la concesión de los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022.

Entre los detenidos encontramos a dos vicepresidentes de la FIFA, el uruguayo Eugenio Figueredo y el caimanés Jeffrey Webb, así como el expresidente de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz, el costarricense Eduardo Li, el nicaragüense Julio Rocha, el trinitense Jack Warner, el venezolano Rafael Esquivel, el brasileño José María Marín y el caimanés Costas Takkas. Son los más destacados entre los de más de los 14 acusados por Estados Unidos por corrupción.

La Justicia estadounidense no ha formulado cargos contra el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, que se presenta a la reelección para un quinto mandato el próximo viernes en el Congreso de la FIFA en Zúrich.

No solo hay dentro de esta operación agentes, abogados y altos cargos de la FIFA, También están acusados los ejecutivos de empresas relacionadas con la FIFA, Alejandro Burzako, de la argentina Torneos y Competencias; Aaron Davidson, de Traffic Sports USA, y Hugo y Mariano Jinkis, del Full Play Group de Argentina.

Según esta investigación los acusados estarían implicados en la obtención de sobornos por valor de más de 150 millones de dólares, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Algunos de los responsables de estos delitos pueden afrontar penas de cárcel de 20 años, según la nota, que precisa que además de los 10 años de prisión que le pueden pedir, A Figueredo le podrían revocar su nacionalidad estadounidense por falsificación.

A todo esto destacan un posible topo en la FIFA, un individuo que estaba en la sala en el momento que la Policía entro a detener a los dirigentes de esta operación, y que salió por la puerta de atrás escoltado, y con su equipaje. Hablamos de Chuck Blazer, ex-presidente de la CONCACAF.