Madrid, Liverpool y Kiev

El 26 de mayo el fútbol inglés vivirá otra noche mágica en Europa. Kiev albergará la cita del Liverpool con el Madrid, en la máxima competición europea, el último escalón y los últimos 90 minutos para alcanzar la gloria por sexta vez.

Son 5 las Champions que en su vitrina muestra Anfield, y ansía la sexta tras llegar a la final en esta edición, la octava final para un Liverpool que ha perdido dos. Klopp solo ha disputado una final europea, y sin suerte, dirigiendo al Borussia Dortmund, en la temporada 2012/13, donde el Bayern se impuso 2-1.

Con un registro goleador demoledor, el Liverpool ha conseguido llegar a la final tras eliminar al Hoffenheim en play-offs, superar al Maribor, Spartak y Sevilla (el otro clasificado) en fase de grupos y hacer lo propio con el Oporto, Manchester City y la Roma, y hasta la derrota de ayer lo hizo sin perder ningún partido. Ha marcado 40 goles en 12 partidos disputados, de los cuales, 7 ganados, 4 empatados y 1 derrota, y un promedio goleador de 3,33 por partido, y 1,11% de goles encajados por partido.

El Real Madrid es el especialista en la competición, el Rey de Europa es el que más títulos tiene en su palmarés, además ha ganado las dos últimas ediciones, algo inaudito en esta competición, y van 3 de las últimas 4. Son 12 las Champions que ha ganado, y 3 las perdidas. Una de esas finales la perdió contra el Liverpool en 1981. Y hasta en 4 ocasiones más se han enfrentado en la competición estos equipos, con 2 victorias para cada uno, una más los reds con la final del 81, y 4 goles para el Madrid y 6 para el Liverpool.

El Madrid con 30 goles en 12 partidos, tiene un promedio goleador de 2,5 y 1,5 en goles encajados. Tras la fase de grupos en las que se enfrentó al Tottenham, Borussia y APOEL, se cruzó en las eliminatorias con el PSG, la Juve y el Bayern. Y el Liverpool es la última parada para conseguir el 3/3 de Zidane en Champions.

En la final del la edición de 1981, el Real Madrid también partía como favorito, y el Liverpool venció 1-0 y consiguió llevarse el título. La tercera para los reds, y el último equipo en vencer al Real Madrid en una final europea. Ahora toca de nuevo vencer al Rey de Europa.