Mitrovic, ese genio loco

Fuerte, ágil, rápido y con gran instinto para el gol. Con esos cuatro adjetivos se define siempre a un buen delantero y esas cuatro cualidades son las que atesora en cantidades industriales el personaje que hoy nos ocupa.

Aleksandar Mitrovic nació el 16 de septiembre de 1994 en la ciudad serbia de Smederevo, en medio de los conflictos bélicos que asolaron la región de los Balcanes durante la década de los 90. El joven Aleksandar, como muchos niños, soñaba con convertirse en jugador de fútbol. Dadas sus buenas cualidades para este deporte, el Partizan de Belgrado le incorporó a sus categorías inferiores ya que veían en él un gran potencial.

Tras completar su formación en la cantera y cumplidos ya los 17 años fue cedido al FK Teleoptik de Belgrado, club afiliado del Partizan, para que adquiriese experiencia en el fútbol profesional. Y vaya si lo hizo. Siendo un jovencito disputó 26 partidos en la segunda división de Serbia, anotando una respetable cifra de 7 goles para un chaval de su edad.

Visto el rendimiento dado durante la cesión, el Partizan le recuperó para su primer equipo firmándole un contrato por cuatro temporadas. En la primera de ellas Mitrovic se convirtió en jugador clave, disputando  un total de 36 partidos y confirmó ser un goleador de gran categoría anotando 15 tantos en primera división con 18 años. Temporada redonda para él en lo individual y en lo colectivo, ya que ganaron la liga y Aleksandar fue seleccionado en el once ideal del campeonato.

Ese verano acudió a la Euro Sub-19 con la selección de Serbia proclamándose campeón junto a sus compañeros tras derrotar a Francia en la final. En ese torneo también fue elegido para el once ideal. La UEFA publicó un artículo donde seleccionaba 10 jugadores de menos de 20 años con gran futuro y en ella figuraba el delantero serbio junto a futbolistas como Rabiot o Bernardo Silva. Su potencial parecía infinito.

La liga serbia se le había quedado pequeña y buscó nuevos retos en su carrera. Con 19 años y tras solo una temporada en el primer equipo del Partizan decidió dar un pequeño impulso a su carrera y fichó por el Anderlecht de Bélgica que pagó 5 millones de euros por él. Pensó acertadamente que en una liga como la belga, superior a la serbia pero sin gran competitividad, podría seguir progresando.

Y progresó, mucho. En su primera temporada jugó 39 partidos entre todas las competiciones para anotar 16 goles, buenos números, proclamándose campeón de liga en su primera temporada en Bruselas. Pero en su segunda temporada explotó definitivamente y se dio a conocer en toda Europa. Jugó 51 partidos en toda la temporada marcando 28 goles, uno de ellos en Champions League frente al Arsenal. Ganaron la Supercopa de Bélgica y Mitrovic fue máximo goleador de la liga belga con 20 goles.

Tras dos temporadas en el Anderlecht ya tocaba dar el salto a una liga grande para medir su nivel de una vez por todas. En julio de 2015, a punto de cumplir 22 años, el Newcastle United le fichaba por 13 millones de euros. Aleksandar Mitrovic aterrizaba en la Premier League y lo hizo con una declaración de intenciones que demostraba sus ganas y su inconsciencia:

Espero poder jugar tan bien como Alan Shearer

 

En sus primeros partidos, su fuerte carácter y temperamento le jugó un par de malas pasadas en el campo,por ejemplo siendo amonestado a los 22 segundos de entrar al campo el día de su debut o su expulsión en el minuto 15 en un partido contra el Arsenal. Su explicación fue sencilla:

Me gusta jugar al límite, siempre.

El 20 de marzo se ganaba a la aficción de las urracas tras marcar de cabeza el gol que ponía el empate en el derby frente al Sunderland, celebrando el gol con un espectador que saltó al campo.

La temporada del Newcastle estaba siendo malísima, de hecho en la última jornada ya estaban descendidos. Ese día recibían al Tottenham y Mitrovic logró marcar un gol, dar una asistencia…y ser expulsado, lo que le define perfectamente como futbolista. 34 partidos y 9 goles fueron su carta de presentación en la Premier.

La siguiente temporada la pasó en Championship , sus números mermaron ligeramente y empezaron las dudas sobre su rendimiento debido a su propensión a ser amonestado o expulsado. La temporada fue buena y el Newcastle logró regresar a la Premier, pero Mitrovic contaba cada vez con menos protagonismo debido a su escasa sintonía con Rafa Benítez. Durante la primera vuelta sólo jugó  7 partidos y le dio tiempo a anotar dos goles. Su falta de minutos provocó que el serbio decidiera buscar una salida en el mercado de invierno. Girondins de Burdeos y Anderlecht se postularon como los mejores candidatos para recibirle pero ninguna operación se llegó a concretar. Durante el último día del mercado el delantero conversó a través de la red social Snapchat con su compatriota Slavisa Jokanovic, entrenador del Fulham, y decidió mudarse a Londres mediante una cesión hasta final de temporada.

En su momento pudo parecer un paso atrás en su carrera pero ha quedado demostrado que la decisión ha sido más que acertada y que su carrera se ha revitalizado. Vuelve a tener la confianza del entrenador y está respondiendo con un juego espectacular y unas cifras goleadoras al alcance de muy pocos.

Cuando él llegó, en la jornada 30 de Championship, el Fulham era el quinto clasificado. Hoy, 12 jornadas depués, es tercero con 5 puntos de diferencia sobre el cuarto y a tan solo 2 de las plazas de ascenso directo (aunque con un partido más que el segundo clasificado, el Cardiff  City). Desde que Mitrovic está en el club han ganado 9 partidos y empatado 3, racha que les permite soñar incluso con el ascenso directo, meta que parecía improbable antes de la llegada del serbio.

Aleksandar ha participado en todos los partidos, pero no simplemente aportando, si no que es ahora mismo la máxima referencia ofensiva, estrella del equipo y sensación de los dos últimos meses en segunda división. Con sus 9 goles se ha ganado al entrenador, al club y a la grada y puede coronarse como héroe del ascenso si las cosas le van tan bien como hasta ahora. Nombrado mejor jugador de la liga del mes de marzo, este genio con un punto de locura aspira a prolongar al máximo su buena racha.

Su entrenador ha sido muy claro con respecto a su rendimiento y sus capacidades. Jokanovic se refiere a su compatriota en estos términos:

Somos realmente afortunados de tenerlo con nosotros, debería estar siendo titular en la Premier con el Newcastle. Se ha adaptado aquí perfectamente, nos da muchísimas opciones en ataque. Es el delantero que hemos estado buscando.

Mientras, los fans del Fulham disfrutan de su juego sabiendo que se trata solo de un sueño, que un jugador del talento de Mitrovic aspira a lo más alto, a jugar en un club grande y ser importante. Mientras tanto, siguen creciendo juntos.

Fuerte, ágil, rápido y con gran instinto para el gol. Así es Aleksandar Mitrovic, así se describe siempre a un gran delantero.