Matej Delac, 7 años en el Chelsea… Sin jugar un sólo partido

 

Sabemos que es muy común en Europa, principalmente en Inglaterra, que los equipos más poderosos de la ligas cedan a varios futbolistas que no van a ser tenidos en cuenta para la temporada que se avecina. Ya sea porque al entrenador no le cierra por ningún lado ese jugador, o porque es demasiado joven y prefieren que dispute minutos en algún otro club menor, es algo habitual que esto suceda. El caso del Chelsea con sus cedidos sí es algo que llama la atención, no solo por la calidad de algunos de sus jugadores sino también por la cantidad. Por ejemplo esta temporada el conjunto dirigido por Conte cedió a 17 futbolistas a lo largo y ancho del planeta, entre ellos se destacan Kurt Zouma (Stoke City), Marco Van Ginkel (PSV) y Ruben Loftus-Cheek (Crystal Palace).

Pero principalmente en este artículo vamos a hablar del arquero bosnio, nacionalizado croata, Matej Delac, adquirido por Chelsea en el 2010 y que no ha disputado ni un solo minuto con la camiseta de los Blues hasta la fecha. Delac llamó la atención de los ojeadores del equipo de Londres ya que pasó por todas las categorias juveniles de Croacia, de esta manera decidieron depositar la confianza en él y comprar su ficha, pero nunca se imaginaron que iba a pasar toda su carrera (tiene 25 años) cedido en diferentes clubes. Sin embargo hay que aclarar que el problema madre de las cesiones de Matej no eran su capacidad bajo los tres palos, sino el permiso de trabajo que no lo dejaba cumplir su función en Inglaterra.

Esto son todos los clubes por los que ha pasado el todavía joven arquero: Vitesse (Hol), Budejovice (R.Checa), V.Guimaraes (Por), Inter Z. (Cro), Vojvodina (Ser), FK Sarajevo (Bosnia), Arles (Fra) y Mouscron (Bel). Repitiendo la cesión únicamente en el FK Sarajevo tres temporadas.

A pesar de esto el portero no tiene malos recuerdos del club dueño de su ficha y dice: «Chelsea tenía un plan para mi carrera, pero no puedes planear algunas cosas. Cuando llegué tenía 18 años, parecía una película, no puedo describir esa sensación. Recordaré siempre la grandeza del Chelsea , me criaron y me enseñaron modales humanos y de fútbol». «El problema no era mi calidad, Chelsea creía en mí, extendió mi contrato varias veces, pero el permiso de trabajo fue el principal obstáculo».

Anticipando su futuro detalla: «Pronto llegará el momento en que tendré que irme del Chelsea (su contrato finaliza en junio de 2018). Mucha gente me pregunta si lamento haber llegado siendo tan joven y no unirme a un club más pequeño, pero no me arrepiento», explicó a SportSport. «Tu carrera siempre puede ser mejor, pero tengo 25 años y he pasado por muchas cosas, conocí a muchos entrenadores, jugadores y obtuve experiencia».

Por estos días el croata no se encuentra cedido en ningún club, su última salida fue al Mouscron de Bélgica, y en la actualidad permanece en Chelsea sin ser tenido en cuenta por Antonio Conte.