La guinda de Mourinho: Alderweireld

Por todos es conocida la insaciable sed de ganar y ganar de José Mourinho. Por encima de sus rivales, por encima de la ética en muchas ocasiones y a cualquier precio. Entiéndase a cualquier precio económicamente hablando.

Para ello quiere formar una plantilla como antaño tuviera Sir Alex Ferguson en su hegemonía de campeón de Inglaterra. Tener a los mejores, si no es posible a los segundos mejores. Prueba de ello son los cambios que quiere realizar en su defensa debido al bajo nivel demostrado hasta ahora. Entre lo más señalados quedan Phil Jones y Cris Smalling quienes no los salva ni un David de Gea a un nivel inmejorable.

De momento ya ha fijado sus ojos en un Harry Maguire que está firmando una buena temporada con los Foxes, en Raphael Varane que está pasando con más pena que gloria desde que se fue el entrenador portugués y el favorito que es Toby Alderweireld. El jugador de los Spurs no deja de impresionar a las órdenes de Pochettino.

Todo ello tras un tiempo viendo como el bajo nivel de la defensa le cuesta puntos en jornadas clave, prueba de ello la pasada frente al Newcastle de Rafa Benítez, que con poco se llevó los tres puntos frente al segundo clasificado que ve como el Liverpool le recorta jornada a jornada.

El deseo de The Special One sería un trueque de estos futbolistas por uno que pudiera cubrir la retaguardia junto con Lindelof.

Aún queda tiempo para el mercado veraniego pero lo que es seguro que Ed Woodward ya estará moviendo sus hilos. El futuro que muestra Mou al equipo de Old Trafford parece sugerente. Veremos como rinde la defensa en lo que queda de campeonato, de momento, el Huddersfield es el siguiente escollo.