La delantera del Liverpool bate récords y amenaza el trono del Real Madrid

El equipo de Jürgen Klopp jugará la final frente al vigente campeón después de obtener el pase ante la Roma y de batir varios de los registros goleadores de la competición

 

Kiev espera a dos grandes clásicos de Europa que llegan en situaciones muy diferentes pero con un denominador común: su más que probada eficacia en ataque y fragilidad en defensa. Aunque los blancos llegan como claros favoritos después de deshacerse de los campeones de las grandes ligas europeas, en frente tendrán a un equipo sin miedo ni nada que perder, que es capaz de disfrutar sin necesidad de tener el balón y que compensa su inexperiencia con un gran descaro. Y, por si esto fuera poco, han desbancado al propio Real Madrid de varias marcas que sólo ellos ostentaban.

Tras endosarle cinco goles en la ida y dos en la vuelta al equipo italiano, el Liverpool se convirtió en el tercer equipo (junto a Real Madrid y Barça) en marcar 40 tantos o más en una edición de la Champions. Además, con los dos goles anotados en el Olímpico han igualado (y podrían superar en la final) la marca de más goles fuera de casa (20). Récords que asustan y que en gran medida recuerdan al de aquel Real Madrid que se alzó en Lisboa con la ansiada Décima. Klopp saca lo mejor de los suyos y necesitará la mejor versión de sus jugadores para lograr un último récord, vencer al hasta ahora imbatible Real Madrid de Zidane y privarle así de la que sería su tercera ‘Orejona’ consecutiva.

Estos récords no se podrían entender sin la delantera red, que por su parte también ha batido los registros de su rival en Kiev, la ‘BBC’ del Real Madrid. El tridente compuesto por Mané (9), Salah (10) y Firmino (10) no sólo ha conseguido la mejor cifra goleadora individualmente que ningún otro jugador red, sino que también han pulverizado los 28 tantos que la delantera blanca obtuvo en la temporada 2013/14, un récord que pueden ampliar más de marcar en la final de la Champions, algo que visto lo visto es muy probable.